TALLER DE MINDFULNESS PARA PAREJAS EN TRATAMIENTO DE 

REPRODUCCIÓN ASISTIDA

 

Atravesar un proceso de fertilidad implica no solo el compromiso del cuerpo, sino que las emociones y los pensamientos influyen en gran medida en el desarrollo del tratamiento.

 

Para enfrentar el miedo y la ansiedad de cada paso, el estrés ante la incertidumbre, en el proceso de estudio y tratamiento, la depresión y frustración frente a la llegada de la menstruación y en general, los pensamientos negativos que se apoderan de la mente cotidiana, les traemos esta propuesta.

 

Mindfulness o atención plena, es una forma de ser que se cultiva por medio de diversas prácticas meditativas y cuyo fin último es aliviar el sufrimiento.

 

Numerosos estudios de investigación han demostrado ya su efectividad en el campo de la salud, la educación, las relaciones, entre otros. Y ya algunos países del mundo como España y Estados Unidos, están utilizando estas prácticas en el ámbito de la reproducción asistida con resultados sumamente positivos.

 

¿En qué consiste el programa?

 

Se trata de 8 encuentros semanales de aproximadamente 1 hora, en horario a combinar con cada persona o pareja, en los cuales realizaremos diversas prácticas de meditación de atención plena, revisaremos actitudes y conceptos fundamentales que aportan al desarrollo del proceso de aprendizaje, y conversaremos acerca de las experiencias que van transitando semana a semana.

 

Recibirán por mail audios con meditaciones guiadas para realizar durante la semana, al igual que ejercicios y material de lectura.

 

¿Cuáles son los beneficios que obtendrán en relación a la fertilidad?

 

  • Una visión más clara a partir de una mente más calma para la toma de decisiones

  • Reducción a gran escala del estrés y la ansiedad 

  • Mejor calidad de sueño

  • Manejo efectivo de las emociones

  • Disminución de los pensamientos negativos y obsesivos por el embarazo

  • Mejor estado de ánimo y mayor autoestima

  • Refuerzo de la relación de pareja y sus relaciones con los demás

  • Mejor relación con el dolor físico y emocional durante el tratamiento

  • Un incremento de pensamientos positivos y sensación de bienestar.